Gardnerella Vaginitis (Vaginosis Bacteriana)

La vaginosis bacteriana es la causa más común de olor anormal y la secreción vaginal. Es causada por un cambio en el tipo de bacterias que se encuentran en la vagina. Normalmente, las bacterias que pertenecen en su mayoría a la familia Lactobacillus viven sin causar daño en la vagina y producen sustancias químicas que mantienen la vagina ligeramenta ácida. En la vaginosis bacteriana, la bacteria Lactobacillus son sustituidas por otros tipos de bacterias que normalmente están presentes en pequeñas concentraciones en la vagina.

Los científicos no entienden completamente la razón de este cambio. Los factores de riesgo que parecen aumentar el riesgo de vaginosis bacteriana incluyen una historia de múltiples parejas sexuales, una relación sexual con una nueva pareja, el tabaquismo, las duchas vaginales y el uso del dispositivo intrauterino. Aunque la mayoría de estos factores de riesgo están relacionados con la actividad sexual, las mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales vaginales también pueden desarrollar vaginosis bacteriana.

La vaginosis bacteriana ocurre con frecuencia durante el embarazo. Esto puede causar un parto prematuro, ruptura prematura de membranas y las infecciones uterinas después del parto.

http://bf7a2c80ka1fr2cpyh2cqklqs0.hop.clickbank.net/?tid=EDRUGS

Vaginosis Bacteriana

Vaginosis Bacteriana

Síntomas

Hasta un 50% de las mujeres diagnosticadas con vaginosis bacteriana no tienen síntomas. En otros, se produce un desagradable olor vaginal a pescado y un flujo vaginal amarillo o blanco. Para algunas mujeres estos síntomas son especialmente molestos durante o después del coito. La vaginosis bacteriana por lo general no causa irritación significativa de la vulva o dolor durante el coito. Si usted tiene estos síntomas, su médico revisará otras posibles causas.

Diagnóstico

Su médico le pedirá que describa el olor y la secreción vaginal. Él o ella también le preguntará acerca de su historial médico, incluyendo:

La fecha de su último período menstrual
El número de parejas sexuales que tiene
Si usted ha tenido infecciones de las vías urinarias o vaginales antes
Si usted ha tenido alguna enfermedad de transmisión sexual o infecciones pélvicas
El método de anticoncepción que utiliza
Hábitos de higiene personal, tales como las duchas vaginales y el uso de desodorantes femeninos
Si usted usa ropa interior ajustadas
Si utiliza tampones

Su médico también puede preguntarle si usted tiene cualquier otra enfermedad, como la diabetes, o si ha usado antibióticos recientemente.

El médico puede diagnosticar la vaginosis bacteriana basada en los resultados de un examen ginecológico y pruebas de laboratorio de su fluido vaginal. No existe una prueba perfecta, pero si usted tiene tres de los siguientes cuatro criterios, es muy probable que usted tenga la vaginosis bacteriana:

Una capa fina blanca en sus paredes vaginales durante el examen pélvico

PH de la secreción vaginal que muestra baja acidez (pH mayor que 4,5)

Olor a pescado cuando una muestra de secreción vaginal se combina con una gota de hidróxido de potasio

El médico puede ordenar otras pruebas de laboratorio para buscar otras causas de flujo vaginal.

Diagnóstico Vaginosis Bacteriana

Diagnóstico Vaginosis Bacteriana

Prevención

Los médicos no están exactamente seguros de por qué la vaginosis bacteriana se desarrolla. Debido a que es más frecuente en personas que tienen una vida sexual activa, la vaginosis bacteriana es considerada por algunos como de transmisión sexual. Sin embargo, la vaginosis bacteriana también se produce en las personas que no son sexualmente activas o han estado en relaciones a largo plazo con una sola persona.

En algunas mujeres, la vaginosis bacteriana vuelve después del tratamiento. Los científicos no entienden por qué sucede esto. En algunos casos, el tratamiento de la pareja sexual masculina o uso rutinario de condones puede ayudar a prevenir.

Tratamiento

Para la mayoría de las mujeres, la vaginosis bacteriana es simplemente una molestia y el objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. Los médicos suelen tratar la vaginosis bacteriana con metronidazol o clindamicina. Los estudios demuestran que un tratamiento de siete días con metronidazol oral o un tratamiento de cinco días con gel de metronidazol vaginal es igualmente eficaz en las mujeres no embarazadas.

Los médicos no recomiendan el tratamiento de rutina para las parejas sexuales masculinas de las mujeres que tienen vaginosis bacteriana.

Medicamentos para la Vaginosis Bacteriana

Metronidazol

Clindamicina

Tinidazol